Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Un diálogo difícil pero imprescindible
 

UN DIÁLOGO DIFÍCIL
PERO IMPRESCINDIBLE

Los talibanes asesinan a un líder musulmán partidario del diálogo interreligioso


“Su visión del islam centrada en los valores de la persona y los derechos humanos, encontraba una feroz oposición por parte de los talibanes.”

REDACCIÓN HO.- Se llamaba Mohammad Farooq Khan y era psiquiatra y vicecanciller de la Universidad Islámica de Swat, en Pakistán. Estaba considerado como un influyente líder musulmán, partidario del diálogo interreligioso.  La Agencia Fides, que recoge la noticia, se hace eco de las palabras de Francis Mehboob Sada, director del Christian Study Center, en Rawalpindi, para quien el fallecimiento de Farooq Khan “es una gran pérdida para el islam moderado y dialogante del Pakistán”:

“Es un duro golpe al diálogo interreligioso; es una advertencia a todos los musulmanes que se oponen a la injusta ley sobre la blasfemia".

Farooq Khan fue asesinado por dos hombres que se hicieron pasar por pacientes y la policía asegura que tras su muerte se encuentran los grupos talibanes, para quienes la posición dialogante del profesor era una amenaza.

La ley de la blasfemia, que denunciaba el asesinado, permite a los jueces perseguir a los cristianos pakistaníes al restringir sus derechos. Se trata de una norma que propicia la persecución religiosa permitiendo que la palabra de un musulmán baste para llevar ante la justicia a cualquiera con la acusación de haber ofendedido a Mahoma, a Alá o al Corán.

Mehboob Sada, que ha destacado el papel que jugaba esta nueva víctima del fundamentalismo islamista en la convulsa sociedad pakistaní, advierte que son ya pocos los líderes que defiendan estas posiciones:

"Farooq Khan, es otra víctima del extremismo islámico. Su visión del islam centrada en los valores de la persona y los derechos humanos, encontraba una feroz oposición por parte de los talibanes. El coraje con que defendía públicamente estas ideas le ha costado la vida.

Era un gran amigo del Christian Study Center. Participaba en nuestras conferencias y seminarios, con un espíritu de diálogo y espíritu constructivo. Estábamos de acuerdo en muchos temas que atraviesan la sociedad pakistaní, como la urgente necesidad de abolir la ley sobre la blasfemia. Hoy compartimos el dolor de su familia.

Era crítico de las interpretaciones restrictivas de la fe islámica. Por encima de todo, repetía, están la dignidad y el desarrollo de la persona.

Es una gran pérdida para el Islam de Pakistán y para todo el país. Son pocos los intelectuales musulmanes que podrán recoger su herencia y continuar sus estas ideas moderadas con el mismo valor.

Decía que era un humanista, que quería el bien de la humanidad, defendiendo la dignidad de todo ser humano. Sus valores de referencia eran: la igualdad, la democracia, la justicia, la honestidad, el respeto, el trabajo, el Estado de Derecho, el testimonio, la paciencia y la educación." Más->

 
  Contador de visitas 101187 visitantes (191905 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=