Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Póntelo, pónselo. Promesas rotas
 



 

Póntelo, pónselo

Promesas rotas

 

 En los centros educativos se deben tratar los contenidos de educación afectivo-sexual en los niveles de Educación Secundaria Obligatoria.  Sorprende, sin embargo, la ligereza y superficialidad con la que se tratan asuntos tan serios y que suscitan tanto interés entre el alumnado que ansía descubrir un mundo apasionante.

 

Para informar a los alumnos sobre dichos temas, se suele invitar a los centros educativos a voluntarios pertenecientes a ONGs que tienen acuerdos con los gobiernos autonómicos y que, por tanto, tienen un ideario político concreto, también en materia de educación afectivo sexual. Dicho de otro modo, quien hace una determinada ley de educación –inspirada en un ideario político determinado- subvenciona después a ONGs que están en la misma línea ideológica para impartir una determinada orientación afectivo-sexual a los alumnos y, así mismo, facilita y promueve que esas organizaciones impartan charlas a los adolescentes.

 

Si analizamos los contenidos afectivo-sexuales, sorprende la enorme superficialidad con la que se tratan temas tan serios y que pueden tener consecuencias tan dramáticas para las vidas de los alumnos. Revestidos de una aparente seriedad científica, los charlistas, básicamente, transmiten al alumnado de la ESO un mensaje muy simplista, con tres recomendaciones de Perogrullo: ten relaciones sexuales con libertad y con quien quieras, experimenta y usa protección (condón). A eso se reduce, en líneas generales, la educación afectivo-sexual. Son tres ideas que, con toda seguridad, siempre van a caer bien entre los alumnos. E incluso, en algunos casos, se les anima a dar el paso, desplegando ante ellos una caja llena de “juguetes” que despiertan la imaginación de adolescentes con la libido a flor de piel. Además, los mismos alumnos reciben mensajes institucionales de refuerzo en los centros educativos y en televisión con campañas como la de “póntelo, pónselo”, regalo de condones, etc. Esas campañas, evidentemente, venden mucho.

 

Pero, ¿es eso realmente una educación afectivo-sexual seria y con fundamento o es, más bien una manipulación e instrumentalización desde una determinada concepción política de la afectividad y sexualidad de los adolescentes?

 

Podemos buscar la respuesta a través de una serie de preguntas:

 

¿Se pregunta a los padres de los alumnos si autorizan a que dichos enfoques cargados de ideología sean impartidos a sus hijos sin su consentimiento?

 

3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. (Art. 27.3 Constitución Española)

 

¿Los voluntarios de esas ONGs subvencionadas por el poder político que imparten dichas charlas son médicos, enfermeras o, simplemente, son monitores de tiempo libre?

 

¿Por qué, cuando se propone organizar un debate en el aula, ofreciendo la posibilidad de que asistan médicos y profesionales especializados, en el que se contrasten distintas posturas la respuesta suele ser siempre negativa y de rechazo? Si es tan científica la información que se ofrece ¿por qué se tiene miedo a contrastar y defender esa postura? ¿O es que acaso no es tan científica la exposición?

 

Tras varias años aplicando la misma política educativa en contenidos afectivo-sexuales en España y si la información es tan científica y el método tan experimentado y fiable ¿por qué no sólo no disminuyen las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos entre los adolescentes sino que continúan aumentando?

 

El adolescente tiene derecho a recibir una completa información sobre las consecuencias que pueden acarrear determinados  comportamientos de riesgo
MÁS INFORMACIÓN->


Cuando una campaña para prevenir los accidentes de tráfico, la drogadicción o el alcoholismo fracasa, entonces, se abandona y se programa otra que intente alcanzar resultados positivos. Y, además, el responsable dimite. ¿Por qué no se hace lo mismo cuando lleva fracasando tantos años la misma política educativa? ¿Por qué no han dimitido las ministras de Igualdad, Educación o Sanidad, responsables en último término de continuar impulsando esas políticas fracasadas? Debería bastar con que un alumno se contagiase del SIDA o cualquier otra enfermedad de transmisión sexual debido a esa política educativa tan sesgada para pedir responsabilidades, al menos, políticas. Porque, en definitiva, han estado engañando a cientos de miles de alumnos a lo largo de estos años.

 

Mientras en España y Occidente continúan aumentando las enfermedades de transmisión sexual (ETS), países del denominado “Tercer Mundo” (Uganda, Kenia, Haiti, Zimbabwe, Tailandia y Camboya, y en zonas urbanas de Costa de Marfil, Etiopía, Zambia y Malawi), han logrado reducir la propagación del SIDA, con métodos bastante más económicos y seguros. El caso más destacable es el de Uganda que ha logrado reducir la tasa de infección por el VIH en personas de 15 a 49 años del 30% a principios de los años 90 al 5% en 2004. Según Edward Green, de la Universidad de Harvard, y probablemente el mayor investigador durante los últimos veinte años sobre el SIDA en África, Zimbabwe ha reducido la prevalencia del SIDA del 29% de la población adulta en 1997 al 16% en 2007.

 

El Sida en Zimbabwe. Fuente->


Pero ¿qué método utilizan esos países y cuyo éxito ha confirmado Edward Green? Lo común en todos esos Estados es que se ha insistido más en la necesidad de cambiar la conducta sexual que en incitar a consumir sexo a edades tempranas (eso sí, con “protección”). Es el denominado método ABC: Abstinencia, Fidelidad a la pareja (del inglés Be faithful) y, si no se es capaz de cumplir con lo anterior, usar el condón. En todos esos lugares, la abstinencia, la reducción del número de parejas con las que se tienen relaciones sexuales, la monogamia, y, en el caso de que el ciudadano no sea capaz de cumplir con lo anterior, el uso del condón han reducido la propagación del SIDA hasta extremos antes impensables. El lema difundido en Uganda en los años 80 era muy sencillo de asimilar por cualquiera: <<Quédate con tu pareja o sé fiel>>

 

<<Nuestras investigaciones muestran que la reducción del número de parejas sexuales es el más importante cambio de comportamiento asociado a la reducción de las tasas de contagio del Sida» (Edward Green)

 

Si la experiencia africana está confirmando que la solución para combatir las enfermedades de transmisión sexual se encuentra más en el cambio de conducta sexual (insistiendo en valores como la fidelidad a la pareja) que en el reparto masivo de condones y la incitación al “consumo de sexo seguro” ¿por qué aquí no se aplica esa política educativa? ¿Por qué aquí ni siquiera se informa sobre esos logros? ¿Por qué no se aplican aquí esas políticas “tercermundistas” que tan buenos resultados están dando? ¿Tan difícil es de asimilar por nuestros gobernantes ya cesantes?

 

Probablemente no sea por ignorancia de nuestros políticos. ¿No estará “la pela” por medio? Mientras que con el “método occidental” (y español) Uganda debería consumir entre 120 y 150 millones de condones al año, con su experimentado método ABC sólo está consumiendo 32 millones de condones al año. Si multiplicamos esa cifra por el precio de cada condón y por el número de adolescentes y adultos de Kenia, Tailandia, Camboya, Etiopía… y si se extiende más ese método ABC, hay mucho dinero en juego para las multinacionales del preservativo, radicadas muchas fuera de África ¡en los países industrializados!

 

En definitiva, se están aplicando políticas educativas y demográficas capitalistas y neocolonialistas encubiertas bajo capa de políticas sociales, educativas y solidarias. Una inmensa estafa que están pagando muchos adolescentes en su propia carne y de la que habrá que seguir hablando. Tal vez no se ganen muchos votos hablando del método ABC, pero los alumnos tienen derecho a saber. Después, ellos deberán actuar con libertad.

ENLACES:


El SIDA en Zimbabwe->

Edward Green->

Edward Green. Más->

Sexo Seguro Más->

Cambia el perfil del enfermo de SIDA Más->
 
  Contador de visitas 105249 visitantes (200831 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=