Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  La Ola
 



Título original: Die welle

Dirección: Dennis Gansel

País: Alemania

Año: 2008

Duración: 108 min.

Género: Drama

Intérpretes: Jürgen Vogel (Rainer Wenger), Frederick Lau (Tim), Max Riemelt (Marco, Jennifer Ulrico (Karo)…

 

 

El argumento, basado en un hecho real adaptado por Dennis Gansel a la Alemania actual, trata del experimento que realizó en otoño de 1967 Ron Jones, profesor de historia en un instituto de California, para intentar explicar a sus alumnos el origen de los regímenes totalitarios. Denis Gansel, el director, sitúa la acción en el contexto de la juventud alemana actual y construye un nuevo desenlace. Durante la semana de proyectos, lo que comienza como un juego, basado en una serie de principios sobre la disciplina y el sentimiento de pertenencia a una comunidad, se va convirtiendo en un movimiento real: La Ola. Cuando su profesor toma conciencia de la gravedad de la situación, será demasiado tarde.

 

La Ola puede verse, al menos, de dos formas: la primera, superficial, como la descripción de una serie de conflictos juveniles bastante habituales en centros de enseñanza secundaria. Con esta visión, el espectador saldrá de la sala tal y como entró. La segunda forma de ver La Ola es intentando profundizar y reconocer cómo los orígenes de la violencia totalitaria nacen de la insatisfacción personal de cada uno de sus militantes que buscan en la pertenencia al grupo –partido, banda radical...- la seguridad de la que carecen en su vida privada. La falta de sentido de la vida propia hará que muchos sigan ciegamente al primer líder que les ofrezca seguridad a costa de la renuncia previa a sus principios y creencias propias –la libertad personal cede su espacio al sentido de pertenencia exclusivista y absorbente del colectivo; la identificación con el grupo será más intensa en la medida en la que se busquen y creen enemigos externos, aquellos que no visten igual, no piensan igual; la renuncia a la razón como método de actuación llevará a seguir de forma ciega al líder; el uso de la violencia y la propaganda como método de actuación… En ese entorno, solamente algunos entenderan la situación y se opondrán a esa invasión del grupo en el espacio y la conciencia personal.

 

Esta obra muestra de forma clara cómo fenómenos que creíamos que pertenecían al pasado pueden resurgir fácilmente en ambientes juveniles prósperos y liberales –California, Alemania- cuando falta un sentido profundo de la propia existencia. ¿Cómo explicar si no la violencia juvenil de la kale borroka, de ultras del fútbol… La Ola nos muestra bien ese fenómeno -unos de blanco y uniformados, otros de negro y antisistema pero que viven de él- al final los fines y los métodos son similares. No son unos mejores que otros, y hasta podría decirse que tan fachas terminan siendo unos como otros.

 

En definitiva, una peli para no perderse.

 


 
  Contador de visitas 101189 visitantes (191995 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=