Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Katyn
 




Año: 2007

Título: Katyn

Duración: 115 minutos.

País: Polonia

Director: Andrzej Wajda

Guión: Andrzej Wajda, Andrzej Mularczyk

Música: Krzysztof Penderecki

Fotografía: Pawel Edelman

Productora: Akson Studio


Mucho se ha publicado y filmado sobre los horrores del nazismo, sin embargo, no ha ocurrido lo mismo con las atrocidades cometidas por los regímenes comunistas, aunque ya comienzan salir a la luz algunas de las realizadas por el estalinismo. Al final, la Historia termina colocando a cada uno –en este caso el totalitarismo comunista- donde le corresponde. Pero han sido necesarios cincuenta años para conocer la verdad de lo ocurrido en Katyn.

 

La masacre de Katyn fue tabú durante muchos años. La Unión Soviética y el Gobierno comunista de Polonia atribuyeron su autoría durante décadas a los nazis. Hubo que esperar a que cayera el Telón de Acero y el totalitarismo soviético en 1989 para que pudiese salir a la luz toda la verdad. Miles de polacos fueron asesinados por los soviéticos con tiros en la nuca y enterrados en tumbas comunes. Incluso hoy día, algunos –sumisos a la ideología- pretenden negar la autoría y bando político de los asesinos. El director, Wajda, dijo al respecto: “No existe duda alguna acerca de quién asesinó a los 22.000 polacos. Gorbachov trajo a Polonia el documento respectivo firmado por Stalin. Yeltsin presentó otros testimonios”. También el Kremlin reconoció en 1990 la autoría por parte de la URSS.





En 1939, tras la firma del pacto Ribbentrop-Molotov, la Alemania nazi y la URSS estalinista acordaron no agredirse. Para celebrarlo pactaron repartirse Polonia, que sería invadida poco después por ambos Estados. El 5 de marzo de 1940, Stalin y otros miembros del Buró Político de la época firmaron una orden de ejecución de “nacionalistas y activistas contrarrevolucionarios” en las zonas ocupadas. A comienzos de 1940, El Ejército Rojo detuvo a casi veinte mil polacos, entre oficiales, clase dirigente e intelectual y funcionarios civiles, y los ejecutó en los bosques de la localidad de Katyn. En total los asesinados sumaron unos 26.000. Entre ellos también se encuentran los restos mortales de miles de rusos, bielorrusos y ucranianos, que no han sido exhumados, a diferencia de los polacos. Para los regímenes totalitarios del siglo XX, las víctimas –personas concretas como nosotros- siempre son culpabilizadas para poder justificar su eliminación. Esta película, nos puede ayudar a entender la actitud de los agentes soviéticos en España durante la guerra civil. De hecho, algún historiador ha comparado la matanza de Paracuellos con lo ocurrido en Katyn.




Esta película, que fue nominada para un Oscar, relata la tragedia tomando como ejemplo a varias familias afectadas. Wajda extrajo datos para su filme sobre todo de diarios, cartas y notas de prisioneros. Para el famoso director polaco Andrzej Wajda, su película «Katyn», sobre esta matanza de polacos por fuerzas soviéticas, es sobre todo de recuerdo y reflexión. “Es una película de duelo, una elegía y no un filme político”. Wajda dijo que es el primer intento de mostrar en la pantalla grande ese crimen. La narración comienza con la invasión, la ocupación y la detención; más tarde se centra en los familiares que quedaron en libertad y finalmente resuelve de forma breve y contundente qué ocurrió con los detenidos cinco años antes. Imborrable la escena final.





Katyn transmite la idea del compromiso personal: los profesores de la universidad de Cracovia acuden a escuchar una reprimenda de un jerarca nazi, que termina en detenciones, porque no pueden abandonar a su Rector, los soldados prisioneros no quieren fugarse porque entienden que no pueden abandonar a su ejército, la mujer polaca que rechaza la petición de matrimonio de un oficial ruso porque eso supondría reconocer que ya no hay esperanzas de que su marido regrese de Katyn…

 El director, Andrzej Wajda

El objetivo de Wajda, dijo en una conferencia de prensa eh Berlín, ha sido “mostrar cómo la Alemania de Hitler y la URSS intentaron eliminar a los grupos sociales de oficiales e intelectuales con el objetivo de poder dominar más fácilmente a Polonia. “Pienso que algunas imágenes del filme quedarán en la memoria”, afirmó Wajda.

Wajda, cuyo padre también fue matado en Katyn, ve el filme como un “recuerdo personal”. Este director de 81 años fue galardonado con un Oscar en el 2000 por su obra que abarca casi 40 películas.

 
  Contador de visitas 100500 visitantes (189935 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=