Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Gran Torino
 


Gran Torino

Dirección: Clint Eastwood.
País:
USA.
Año: 2008.
Duración: 116 min.
Género: Drama.
Interpretación: Clint Eastwood (Walt Kowalski), Christopher Carley (padre Janovich), Bee Vang (Thao), Ahney Her (Sue), Brian Haley (Mitch),

Guión: Nick Schenk; basado en un argumento de David Johannson y Nick Schenk.
Producción: Clint Eastwood, Robert Lorenz y Bill Gerber.
Música: Kyle Eastwood y Michael Stevens.
Fotografía: Tom Stern.
Montaje: Joel Cox y Gary D. Roach.
Diseño de producción: James J. Murakami.
Vestuario: Deborah Hopper.
Estreno en USA: 9 Enero 2009.
Estreno en España: 6 Marzo 2009.


Probablemente, es conocida por todos la trayectoria cinematográfica de Clint Eastwood, desde los tiempos en los que se le identificaba con el tipo frío, distante, duro y justiciero de los “spaghetti western”. Posteriormente, continuó interpretando a “Harry el Sucio”, para terminar simultaneando sus interpretaciones como actor con las de director de sus propias películas. Éste es el caso de “Sin Perdón” o Million dollar Baby”.

 

Si algo identifica a este actor en sus interpretaciones es la dureza hacia los demás, hasta el punto de considerar a sus personajes con derecho a administrar su propia e implacable justicia. Suele interpretar a héroes heridos –física o anímicamente, también amargados y solitarios- que resuelven la situación de forma cruenta sobre los culpables.



Gran Torino narra la historia de Walt Kowalski, un ya viejo veterano de la guerra de Corea que acaba de enviudar. La película, que comienza con el funeral de su mujer, nos muestra los cambios que se operan en su vida a partir de ahí, pasando a ser un hombre solitario y gruñón, que siente distantes a sus familiares y que observa con desconfianza y hostilidad cómo su apacible barrio se está llenando de inmigrantes asiáticos a los que trata despectivamente.



Su escala de valores, llena de prejuicios hacia los inmigrantes, comienza a cambiar a medida que va conociendo más a fondo a una joven vecina asiática y su hermano. Tanto ellos como toda su familia –amenazados por una banda asiática- cada vez ocupan un lugar más profundo en su corazón. Y esa será la razón del inesperado desenlace final que rompe con los estereotipos de los anteriores héroes de Eastwood, los cuales resolvían la trama sistemáticamente mediante la violencia aplicada de forma implacable sobre los enemigos. En este caso, el director opta por una solución radicalmente diferente y que ni sospecha el espectador.

A lo largo de este drama, el Padre Janovich, que ofició el funeral de su esposa, intenta sacar lo mejor que hay en toda persona, su humanidad, a pesar del desprecio que siente Kowalski por un cura que además es joven y, por tanto, no tiene experiencia de la vida. Esta tensa relación –dos formas de entender la vida y, por supuesto, la muerte- jugará un papel fundamental en el desenlace.

Gran Torino narra de forma discreta, sencilla y, en ocasiones, con unos finos toques de humor, una gran historia ambientada en Detroit, la ciudad del motor. La interpretación de Clint Eastwood es, simplemente, soberbia.

 
  Contador de visitas 100500 visitantes (189942 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=