Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Camino a la libertad
 

Camino a la libertad


Mucho se ha escrito y mucho cine se ha rodado sobre la infame dictadura nazi. Nadie puede ya afirmar que no dispone de información abundante y objetiva sobre ese totalitarismo. Desde aquí, hemos recomendado, de momento, Sophie Scholl, los últimos días y una gran desconocida en España,El noveno día.

Sin embargo, si bien van saliendo a la luz libros sobre la otra gran dictadura del siglo XX, aún existe poco cine sobre el estalinismo. En estos tiempos en los que algunos pretenden “restaurar” en Rusia la memoria de Lenin, Stalin y del comunismo, Camino a la libertad puede ayudar a comprender qué secretos escondía aquel régimen entre los bosques lejanos de Siberia y, sobre todo, las ansias ilimitadas de libertad del ser humano. Leer la autobiografía del líder comunista Valentín González, Yo escogí la esclavitud, puede ayudar a comprender por qué varios presos de un gulag soviético deciden fugarse en una de las peores noches del invierno siberiano y huir camino a la libertad, recorriendo, al parecer, diez mil kilómetros, hasta terminar cruzando la Cordillera del Himalaya, entrando, a continuación, en la India.


En los sistemas totalitarios, todos terminan pagando la falta de libertad y dignidad de la persona. Entre los seis fugados se encuentra un asesino despiadado que tendrá una reacción inesperada, pero comprensible, en el momento de abandonar la Unión Soviética, un ingeniero norteamericano, un párroco represaliado del Báltico, un capitán de caballería polaco que luchaba contra los nazis (otros, miles de oficiales polacos fueron exterminados en Katyn, magnífica película también) y que ha sido condenado por la confesión -bajo tortura- de su esposa… en su huida encontrarán a otra fugada, una hija de comunistas polacos represaliados también por el comunista Stalin. Nadie se libra y la esclavitud avanza en aquellos tiempos: cuando logran salir de Siberia y llegar a la frontera con Mongolia, los fugados deben rehacer sus planes. Ya ha llegado allí el comunismo, que se hace visible en el símbolo de la hoz y el martillo. Habrá que reemprender el camino hacia el sur…

 Los hechos se basan en la historia real del polaco Slavomir Rawitz, que escapó del gulag, y que narra sus recuerdos en The Long Walk: The True Story of a Trek to Freedom.

Camino a la libertad es obra del realizador australiano Peter Weir, autor de películas como Único testigo, El club de los poetas muertos o El show de Truman. Para Weir, “El libro me pareció una fantástica combinación de historia de prisión y relato de supervivencia”.



Uno de los aspectos destacables de Camino a la libertad, es la localización de los impresionantes paisajes de Asia -taigas, tundras, lagos, desiertos, montañas nevadas- que van suponiendo retos aparentemente insuperables para los fugados. Por otra parte, Weir lleva a cabo una fina y profunda descripción de los personajes, que irán mostrando sus interioridades a medida que se vayan conociendo. Todos los miembros del grupo tienen sus propios motivos para querer escapar, pero será imprescindible el liderazgo de Janusz, familiarizado con los bosques, para que todos se agrupen en torno a él y le sigan. Frente a la brutalidad estalinista, la idea del perdón como fuerza motriz para vivir y sufrir está presente a lo largo de la huída. Janusz sueña con volver a casa, a Polonia, “cree que es posible escapar, y está completamente decidido a hacerlo,  porque quiere volver a casa para perdonar a su mujer por la terrible culpa que sabe que la estará consumiendo. Tiene que liberarse para liberarla.” Comenta el actor Jim Sturgess.

Ver vídeo->

VOLVER->




 
  Contador de visitas 102965 visitantes (196463 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=