Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Flor del desierto
 
Por el bien de todos nosotros,
intentemos cambiar lo que significa ser una mujer



 

Título original: Desert flower

Dirección: Sherry Hormann

Año: 2009

Estreno en España: marzo de 2010

Países: Alemania, Austria y Francia

Duración: 124 minutos

Interpretación: Liya Kebede, Rally Hawkins, Timothy Spall…

Guión: Sherry Román


Según algunos acérrimos defensores del multiculturalismo, todas las culturas son igualmente respetables en los valores que dicen defender y, por tanto, hay que respetar esa identidad cultural.

Es una lástima que aún nadie se haya atrevido a realizar una película sobre la vida de la somalí Ayaan Irsi Ali a la que nos podemos aproximar a través de su autobiografía Mi vida, mi libertad o de su libro-denuncia Yo acuso. Por el atrevimiento de sus denuncias contra el trato que recibe la mujer en el mundo islámico, Irsi Ali se encuentra amenazada de muerte por el fundamentalismo islámico y debe vivir permanentemente en paradero desconocido.

Sin embargo, tenemos Flor del desierto (Desert Flower) para aproximarnos al trato que recibe la mujer en determinadas culturas. Waris Dirie, nacida también en Somalia entre pastores nómadas, se convirtió en una supermodelo en Europa. Recorrió un tortuoso camino hasta pisar las pasarelas más famosas y ser portada de las mejores revistas de moda. Al igual que Irsi Ali, con 3 años sufrió la ablación, tuvo que huir, con 13, de una boda de conveniencia caminando durante días por el desierto hasta que logró llegar a Mogadiscio. Desde allí, sus parientes la enviarán a trabajar a la Embajada de Somalia en Londres. Años después conocerá al famoso fotógrafo Ferry Donaldson que la catapultará al mundo de la moda…

Waris Dirie fue la primera mujer que denunció públicamente ante el mundo el problema de la mutilación genital femenina, dedicándose a luchar a partir de ese momento contra esa práctica salvaje que sufren a diario 6000 niñas y que afecta a 130 millones de mujeres. Algunos inmigrantes africanos tienden a importar esa inhumana tradición a Europa y Estados Unidos. Sobrecogedoras las últimas escenas.

Otros temas igualmente interesantes aparecen reflejados en Flor del desierto, como la amistad desinteresada y generosa de unos o, por el contrario, el amor posesivo y casi enfermizo de otros.

 <<Por el bien de todos nosotros, intentemos cambiar lo que significa ser una mujer>>.

 PÁGINA DE INICIO->




 
 
  Contador de visitas 100500 visitantes (189923 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=