Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Crisis, memoria y (5ª)
 

Crisis, memoria histórica y... (5ª parte...)

(1ª, 2ª, 3ª y 4ª partes en MEMORIA HISTÓRICA)

¿Muertos? ¿Qué muertos? (continuación)






¿Y qué opina Santiago Carrillo?

El ex secretario general del PCE, Santiago Carrillo, ha defendido que no se hagan públicos los nombres de los responsables de las muertes y las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo porque sus descendientes no son culpables de lo que hicieron.

"A los asesinos que ya no viven eso no les va a dar ni frío ni calor, pero va a caer sobre las cabezas de sus hijos y sus nietos que no tienen ninguna culpa".Carrillo ha afirmado que la iniciativa de Garzón es "un error" y puede ser "la carabina de Ambrosio" porque acabe saliendo "el tiro por la culata".



Mercedes Aroz que militó en la Liga Comunista y que, posteriormente, formó parte del Comité Federal del PSOE durante 16 años y que ha sido la senadora más votada en la democracia española, no apoyó la ley de memoria histórica por la ideología discriminatoria de su Preámbulo. Su desacuerdo con el Preámbulo de dicha Ley es una de las causas que motivaron su salida del Partido. Por otra parte, Rosa Díez (UPD), hasta hace poco una de las grandes figuras del socialismo español y nada sospechosa de ser de derechas o franquista, ha dejado claro recientemente en televisión que no es misión de un juez ocuparse de la historia.



¿A qué puede deberse esa fijación y empeño del juez Garzón por un tema tan lejano en el tiempo, tan complejo y que puede reabrir tantas heridas?


<<En el trabajo de Garzón prima la precipitación y el afán de acaparar la prensa sobre la rigurosidad de sus investigaciones>>. Declaró en su momento Francisco Santaella, secretario general del Sindicato Profesional de Policía Uniformada (SPPU). Opinión compartida por otros muchos, abogados y jueces entre ellos, que no suelen identificarse públicamente.


Parece que se confirma ese análisis. Treinta y dos días después de haberse declarado competente para instruir la causa de las <<desapariciones forzosas>> de la Guerra Civil y el franquismo, (…), el juez Baltasar Garzón dio ayer un inesperado giro al reconocer que no corresponde a la Audiencia Nacional investigar estos hechos.

El magistrado, que da marcha atrás (…) se inhibe a favor de los juzgados de las localidades en las que se encuentran ubicadas las fosas al constatar que los presuntos autores de las desapariciones que investigaba están muertos, incluido Francisco Franco.

En una resolución calificada de <<aberración jurídica>> por fuentes de la Audiencia Nacional, Garzón declara extinguida la responsabilidad penal de los miembros de los gobiernos franquistas y de los dirigentes de Falange cuyos certificados de defunción había solicitado. (ABC, 19/11/2008)


  Le ha costado al juez tiempo –y, perdón por la repetición, dinero público- llegar a la conclusión de que los posibles implicados, de un bando al menos(caso de Franco), hacía tiempo que habían muerto.


No es de extrañar que ante semejante pérdida de energías, el Consejo General del Poder Judicial haya denegado un permiso de un día al juez Garzón para dar una conferencia en París. El Consejo justifica su negativa en el volumen y complejidad de los asuntos que se acumulan en el Juzgado nº 5 de la Audiencia Nacional, del que Baltasar Garzón es titular. Del mismo modo, La Audiencia Nacional ha declarado, por 14 votos a favor y 3 en contra, que Garzón no es competente para investigar los crímenes de la guerra civil y el franquismo. Con una expresión más popular, diríamos <<zapatero, a tus zapatos>>, juez a tus juicios. Podría comenzar el juez limpiando el callejero vasco de nombres de asesinos etarras, por ejemplo,  e impedir la celebración de homenajes a terroristas que atentan contra nuestra vigente democracia. Ésa sí es un Memoria Histórica actual que afecta directamente a la dignidad y seguridad de muchos vascos –más de 200000 se ven obligados a vivir fuera de su tierra, por las amenazas; esa Memoria sí que la pagarían todos los españoles con gusto.


Es muy probable que el juez vuelva a sus cuarteles de invierno a buscar una nueva ocurrencia, mientras otros toman el relevo en tan desmemoriada historia. En ese caso, la pregunta que podremos hacernos es:


¿Se trata de hacer verdadera Memoria Histórica, propaganda política o,
tal vez, de distraer la atención frente a la crisis económica?



Texto: ¿Y tú crees que no habrá algún futuro presidente de Gobierno que utilizará esta locura de nuestra guerra para tapar sus carencias como gobernante?


Afortunadamente, como ya dijimos, no les va a resultar tan fácil ocultar toda la verdad, teniendo en cuenta la abundante bibliografía existente sobre el tema –más de 20000 obras de historia sobre la II República y la Guerra Civil- y del que cada día se publican nuevos títulos. La libertad de expresión que ofrece internet facilitará que salten barreras y censuras y se conozca toda la verdad.




En este sentido, en el otoño de 2008 se ha celebrado en Madrid, el III Congreso Internacional sobre la II República y la Guerra Civil: ‘La Otra Memoria, en el que han participado destacados historiadores. El señor Bullón de Mendoza, en la inauguración del Congreso, afirmó:

 
«no tratamos, como algunos políticos, de presentar una historia de buenos y malos, sino de recordar que el conflicto fraticida que enfrentó a los españoles entre los años 1936 y 1939 se aleja enormemente de la simplicidad monocorde».

 

En la foto, el Rey, Leopoldo Calvo Sotelo, Santiago Carrillo, Felipe González, Adolfo Suárez, Manuel Fraga, Arzallus reunidos tras el intento de golpe de estado del 23-F de 1981. J


Justamente, para evitar esta pérdida de energías y nuevos enfrentamientos, el espíritu de la Transición Española –ensalzado fuera de nuestras fronteras- promulgó una Ley de Amnistía (1977) que pretendía dejar atrás el pasado para que nuestra democracia partiese desde cero, sin volver a viejos rencores del pasado. Artículo I:Quedan amnistiados todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado, tipificados como delitos y faltas realizados con anterioridad al día 15 de diciembre de 1976. 

Bueno sería retomar ese espíritu y recordar que el que pretende volver al pasado es porque quiere sacar algún tipo de rentabilidad política o personal. Dos años después de comenzada la guerra fraticida, Manuel Azaña  señaló en su mensaje del 18 de julio de 1938 cómo había que terminar con el conflicto: paz, piedad, perdón. De nuevo, parece que a algunos no les interesa recordar toda la historia.

 

Podemos terminar con cuatro ilustraciones que necesitan pocas palabras.






Colas de parados. Estampas de una crisis (El Semanal, 23/11/08)







 

De nuevo viene a nuestra mente aquella recomendación de Platón con la que comenzamos esta web: Busca la verdad mientras puedas, pues de otro modo se te escapará. Este largo recorrido nos ha ayudado a encontrar un título completo a este artículo:


CRISIS, MEMORIA Y RECONCILIACIÓN

Para saber más, consultar BIBLIOGRAFÍA adjunta o bien: 

http://www.1936-1939.com/

 

http://laotramemoria.blogia.com/temas/persecucion-religiosa-1931-1939.php

 

http://www.1936-1939.com/?cat=11

36 esqueletos exhumados de una fosa común de la Guerra Civil, en cajas de cartón

La asociación Pozos de Caudé, que promovió su exhumación, los abandonó después de confirmar que no eran las personas que buscaba




 
  Contador de visitas 105249 visitantes (200777 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=