Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Crisis, memoria y...(3...)
 

Crisis, memoria histórica y... (3ª parte...)

(1ª y 2ª Parte en MEMORIA HISTÓRICA)

¿Muertos? ¿Qué muertos?





¿Qué harán el juez Garzón, el Gobierno y los partidarios de la “memoria histórica” con los otros muertos, con todos los demás


Alguien rápidamente puede argumentar: <<Bah, eran fascistas… ¡que se… pudran!>>. De nuevo aflora el efecto de la propaganda política, no de la verdad histórica. Citaremos sólo algunos casos que pueden desmentir tal acusación, aunque los hay por millares, como en el otro bando:


El 11 de febrero de 2008 se localizó fortuitamente una fosa común en un recinto militar en la localidad de Alcalá de Henares. Entre los restos hallados se cree que pueden estar los de Andrés Nin, líder del POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista), partido integrado en el bando republicano. Por las declaraciones de un agente soviético a Jesús Hernández, número dos entonces del PCE (Partido Comunista de España), Nin fue torturado y desollado vivo, o desollado hasta que murió. Pero, al parecer, lo hicieron miembros del bando republicano, más exactamente el coronel Ortega y los agentes comunistas de la NKVD, el servicio secreto soviético que en la España republicana ya campaba a sus anchas. Los poumistas se convirtieron entonces en objetivo a cazar por parte del comunismo estalinista, todo dentro del mismo bando republicano ¿Interesará a la “memoria histórica” desenterrar e identificar a esos muertos para terminar, tal vez, concluyendo que fueron los de su propio bando los que lo eliminaron de forma cruel? Para más datos, se sabe exactamente dónde está la fosa. ¿Se excavará? ¿A qué esperan?




Otro caso, difícilmente acusable de fascismo. Rafael Salazar Alonso ejerció los cargos de Alcalde de Madrid ministro de la Gobernación con gobiernos republicanos. Fue detenido a finales de agosto de 1936 y fusilado en septiembre por el Frente Popular, es decir, por la Republica; su delito, escribir un libro en el que criticaba a los movimientos revolucionarios y separatistas de 1934. ¿Interesará a la “memoria histórica” buscar e identificar los huesos de este ministro de la República, ejecutado por la República, para esclarecer lo ocurrido y buscar a los culpables?

También trabajó al servicio de la República, Federico Salmón que fue ministro de Trabajo y Sanidad. Fue autor de una de las leyes sociales más famosas de la República, la Ley Salmón, que marcó un hito al defender los derechos de los inquilinos de las viviendas alquiladas; dicha ley combatía el paro obrero mediante la construcción de viviendas baratas para los trabajadores, ofreciendo beneficios fiscales a los empresarios de la construcción. Fue asesinado, en 1936 en Paracuellos del Jarama. Su nieta Doña Concha Rodríguez Salmón recordó cómo «el 7 de noviembre de 1936, cuando mi abuelo murió en Paracuellos, acusado de desafección a la República e instigación a la rebelión, murieron con él 1.039 personas. Al día siguiente, fueron otras tantas. Y lo mismo al siguiente. La Historia sólo puede recoger el carácter masivo de esta matanza y los convirtió en las víctimas de Paracuellos. No se podía hablar de cada uno de ellos». (…) «En el Archivo Histórico Nacional -continúa- existe un expediente instruido por la República contra Federico Salmón, en el que se le acusa de traidor. Mi abuelo nunca fue juzgado, por lo que nunca fue absuelto y tampoco condenado. Lo que sí que es cierto es que nunca le dejaron hablar. Yo no sé, y quizá puedan responderlo los historiadores, qué hace la Historia para saldar este tipo de cuentas, de qué manera se puede escuchar a las personas que no pudieron hablar y que reposan en las fosas de Paracuellos». Aunque es obvio, bueno será recordar que las víctimas de Paracuellosmás de cuatro mil- no fueron juzgadas por ningún tribunal. Paracuellos es considerada, hasta el momento, la mayor fosa común de la guerra civil. Y allí también hay represaliados republicanos. ¿Los van a desenterrar, identificar y honrar como merecen?

<<Tras de él quedaba su esposa, mi abuela. También una hija, mi madre, a la que siempre le agradeceré que se empeñara en educarnos sin resentimiento para que tuviéramos nuestra opinión en libertad>> afirma su nieta, doña Concha Rodríguez Salmón.


Participantes del III Congreso Internacional
sobre la II República y la Guerra Civil  visitan
los lugares de la memoria en Paracuellos.

Otra muestra. El historiador Ricardo De la Cierva afirma que su padre murió en Paracuellos del Jarama por un acto de caridad al rechazar ser trasladado de la farmacia de la cárcel Modelo, donde realizaba labores de asistencia a los presos enfermos. Dicho de otro modo, fue ejecutado por negarse a abandonar a sus pacientes presos. Ése fue su delito en el Madrid republicano.

El historiador, Ricardo De la Cierva considera la actitud del juez de la Audiencia Nacional don Baltasar Garzón, como un crimen de Estado judicial, una vergüenza y una barbaridad. El historiador y editor manifestó que, si Garzón abre las fosas, él reunirá más de 50 testimonios en contra de la labor del magistrado, entre ellos, los del juez don Javier Gómez de Liaño, o el de Santiago Carrillo.


Seguimos necesitando más espacio

Sigue en Crisis, Memoria y ... (4ª parte...)
 
 
  Contador de visitas 105249 visitantes (200782 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=