Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Fundación Madrina
 

 España y el cuarto mundo:
nuevas formas de exclusión social

 


Con motivo de la Semana Cultural del Instituto, ha estado en Hervás para hablar sobre España y el cuarto mundo: nuevas formas de exclusión social, don Conrado Giménez Agrela, biólogo molecular, que trabajó en el Centro de Biología Molecular de Madrid en el campo de la ingeniería genética. Más tarde, según nos contó, pasó a trabajar en el mundo de la banca, los negocios y en el sector de la Bolsa, colaborando en la creación de una sociedad de valores. Sus inquietudes solidarias le llevaron a realizar una experiencia de voluntariado con enfermos de SIDA y a marchar a Perú. “En Perú vi niños en la calle y madres en la calle que necesitaban cobijo, alimentación…”

Cuando regresó a España, a Madrid, se encontró con que “aquí no hay niños en la calle, pero madres gestantes, embarazadas, a la Fundación vienen todos los días” madres “a las que por causa de su maternidad las echan de casa…”, así mismo, afirmó que hay chicas que están en la calle y en bandas, porque no se sienten queridas. En su opinión, en el fondo, la raíz de todos los problemas de violencia, bandas, delincuencia, drogodependencias se debe a que “no hay amor, no hay familia, no hay cariño”.


Tras establecer una distinción entre querer y amar, afirmó dirigiéndose al público femenino presente “las chicas os debéis hacer amar y respetar… tenemos crías de 14 años que van buscando tener un bebé porque…sienten que necesitan ser amados, ser queridos”.


Insistió don Conrado Giménez en que no es necesario ir al Tercer Mundo para encontrar entre nosotros, en España, un Cuarto Mundo de excluidos sociales, mujeres con sus hijos en este caso, que pasa desapercibido: “aquí no hay niños en la calle, pero sí hay madres que se quedan con el bebé en la calle”. Para combatir esa triste realidad, promovió la Fundación Madrina, que recibe al año unos 40000 correos electrónicos y llamadas pidiendo ayuda. No es necesario ir al Tercer Mundo: en Barcelona, una chica al quedar embarazada fue echada de casa por su madre. Tras sufrir una semana en la calle, pasando hambre, pidió ayuda. Don Conrado viajó expresamente hasta Barcelona y la recogió. Ahora vive en un piso de acogida.


Momentos especialmente intensos se vivieron con la intervención de dos chicas acogidas por la Fundación Madrina: Denise, española con 17 años, que portaba en brazos a su hijo Eric –de apenas dos meses y medio- narró cómo su padre, se desentendió de ella y la llevó a la Fundación Madrina cuando supo que estaba embarazada. Elena, de Hispanoamérica, describió, profundamente emocionada, cómo dos días después de llegar a España en busca de trabajo fue engañada por su hermano y vendida a cinco hombres –españoles y ecuatorianos- que la violaron y con los que despertó en la cama tras haber sido drogada. Buscó ayuda y ahora reside en un piso de la Fundación. Espontáneamente, los asistentes rompieron en un cálido aplauso de apoyo.


Vídeo proyectado sobre Fundación Madrina
en España Directo TVE->


Para apoyar a este Cuarto Mundo
, a estas mujeres que son marginadas y abandonadas, incluso por sus propias familias, surgió en el 2001 la Fundación Madrina, que se apoya en el trabajo desinteresado de unos cincuenta voluntarios y, más que en las instituciones y ayudas públicas, en la generosidad de muchas personas anónimas. “Desde sus inicios, la Fundación ha sido consciente de la importancia que tiene la mujer en nuestra sociedad, y de las muchas limitaciones que la misma opone a su felicidad y desarrollo como tal”, podemos leer en su página web www.madrina.org . “La Fundación trabaja en pro del restablecimiento y la potenciación de la dignidad humana de la mujer en general y de la madre en particular, especialmente en su feminidad y libertad, defendiendo una nueva cultura de maternidad, basada en la defensa de los valores femeninos, de la paz y de la vida”.



El Presidente de Fundación Madrina afirmó que “la maternidad es muy vital en la mujer” “la historia personal de cada uno es la vida desde el seno materno y lo más importante son los dos primeros años de vida del bebé, que es cuando se forma el sistema nervioso central”. En esta línea, recalcó el apoyo que llegan pidiendo a Fundación Madrina mujeres que padecen síndromes postraumáticos como consecuencia de haber practicado hasta quince abortos y que tienen su autoestima por los suelos. En ese momento, avisó previamente en dos ocasiones ante la posible dureza de las imágenes que se iban a proyectar, para que no mirasen durante esos instantes los que considerasen que podían herir su sensibilidad.   “Cuando uno tiene una herida de corazón tiene que pasar tres fases: la primera, comprender lo que ha pasado, la segunda es perdonar para ser libre…”


Fundación Madrina trabaja en colaboración con la Comunidad de Madrid en el Plan Integral de Asistencia y Ayuda a la Juventud y cuenta entre sus colaboradores con entidades de la talla de Cruz Roja Española, Fundación “Comisión de malos tratos”, Fundación Adecco, Asociación Proyecto Hombre, Fundación Chandra-Canal Solidario… está incluida por el Mº de Trabajo y Asuntos Sociales en la Guía de Fundaciones, recibió el Primer Premio Nacional de Solidaridad 2003 de la revista Telva, la revista “De Jóvenes” la seleccionó en su número 20 de Invierno de 2004…

 

 TRES PROYECTOS desarrolla Fundación Madrina:

 El PROYECTO CARLA, de prevención y Orientación, ofrece atención telefónica 24 horas y un servicio de primer contacto y asesoramiento a madres y jóvenes embarazadas en riesgo o abandono.

 El PROYECTO LUCÍA, de acogimiento y acompañamiento, consiste en el asesoramiento de la joven embarazada mediante madres experimentadas y voluntarias que acompañan a la joven y las “enseñan a ser madres”.

 El PROYECTO SANDRA, de formación y empleo, fomenta en la mujer valores como la “autoestima” y un “espíritu emprendedor y valiente” que le permita asumir su situación desde una perspectiva positiva.


Al concluir la charla, dos alumnas de 3º de ESO se acercaron a Denise y pidieron hacerse una foto con su hijo Eric en brazos.


 


Ya por la tarde, fuera de las actividades organizadas por el Instituto, en la Casa de la Cultura de Hervás, y ante un público adulto, insistió don Conrado en el importante papel que pueden desempeñar los padres y, especialmente, abuelos madrina, que acogen como a hijas o nietas a las jóvenes –embarazadas o ya con sus hijos pequeños- en sus familias. Animó al los asistentes a vivir la experiencia. Una familia de Abuelos Madrina de Hervás contó su experiencia, acompañados por su nieta.

 Para quienes tengan inquietudes de colaboración solidaria, FUNDACIÓN MADRINA es una buena opción, sin tener que desplazarse.


 
  Contador de visitas 102969 visitantes (196566 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=