Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  A debate: ¿somos mejores que los romanos?
 

A debate: ¿somos mejores que los romanos?

 

A medida que avanza la Ciencia cada vez resulta más difícil encontrar argumentos serios a favor del aborto -e incluso, algún tipo de argumento que no sea el puramente sentimental o económico- con los que defender dicha postura (no olvidemos que detrás hay un gran negocio, que mueve unos 40 millones de euros al año). Si en un principio se planteó legalizar el aborto sólo para tres supuestos (malformación, violación y riesgos para la madre) ahora “El Gobierno se ha sacado de la manga que existe una demanda social para que haya más abortos (…)” en palabras de Gádor Joya, Portavoz de Derecho a vivir. En opinión de algunos políticos, a los ciudadanos españoles no es la crisis económica que sufrimos, o el aumento del número de parados, o el galopante envejecimiento de la población, o el terrorismo o la violencia de todo tipo que nos rodea. o el abandono que sufre la mujer en muchos casos en el momento en que queda embarazada lo que nos inquieta sino, según ellos, lo que preocupa a los ciudadanos es que las mujeres no puedan abortar cuando les apetezca. Al parecer, ésta es una gran frustración para nuestra sociedad en estos momentos, sociedad que espera anhelante el día de semejante “liberación”.

 

Para dorar la píldora, se nos quiere hacer creer que ésa es una medida “progresista” que redunda en beneficio de la mujer y de su “liberación”, que no tiene repercusiones negativas ni traumas, que sólo se trata de eliminar una célula, que más adelante se podrá engendrar otro hijo, eso sí, que será  “querido y deseado”. .. Se pretende justificar el derecho a la vida en función de “ser querido”, de “ser deseado”, no por el hecho de ser persona con igualdad de derechos.

 


 La Ciencia se lo está poniendo difícil a los defensores del aborto.
¿Sólo es una célula?

 

La Historia nos ayuda a comprender

 

Sin embargo, de nuevo la Historia nos ayuda a ver en el pasado situaciones que pueden guardar ciertos parecidos con el caso que analizamos: suponemos que en la Antigua Roma sería muy “progresista” y “moderno” sentirse libres y tener esclavos –esto es, seres inferiores marcados por el Destino-  a los que tratar como uno “quisiera”. También sería muy “progresista” y “patriótico” defender que <<a los niños débiles y contrahechos los ahogamos>> o que la mujer, la viuda o el anciano fuesen inferiores y no tuviesen los mismos derechos. El Estado romano y el ciudadano fiel al poder establecido justificaban el derecho a utilizar la fuerza y la violencia –hasta el exterminio del débil si era necesario- para lograr sus propósitos.  “Buen ciudadano romano” sería aquél que tuviese esclavos y tratase a los débiles de acuerdo con la mentalidad dominante. Evidentemente, detrás de ese sistema había un gran beneficio económico y un cruel sistema de explotación del débil. En esa sociedad, cada ciudadano tendría que plantearse qué postura adoptar: si estar con los poderosos y vencedores o con los débiles y oprimidos. Costará siglos y mucho sufrimiento mostrar el verdadero y cruel rostro de esa ideología opresora hacia los indefensos y humanizar esa sociedad hasta alcanzar la idea de la igual dignidad de todos por el mero hecho de ser personas.

 

Si retrocedemos al reciente siglo XX, ya en la Alemania nazi se llevaron a cabo programas estatales, pagados con los impuestos de todos los alemanes, para exterminar a los débiles (deficientes físicos o mentales, eslavos, judíos, gitanos, homosexuales…) por el simple hecho de que “no eran queridos ni servían” a los intereses del Estado y de la raza aria. “Buen ciudadano alemán” sería aquel que destrozase los negocios de los judíos, denunciase, golpease o matase a los “enemigos del pueblo alemán” o tuviese hijos perfectos (es decir, arios, sin defectos). Cada alemán debió adoptar una postura ante esos genocidios: colaborar, oponerse y sufrir persecución o, simplemente, mirar para otro lado, que es otra forma de colaborar. Los juicios de Nüremberg revelaron al mundo que muchos nazis se enriquecieron con ese sistema exterminador, mientras otros muchos alemanes miraron para otro lado para no complicarse la vida. Costará una guerra mundial y más de cincuenta millones de muertos, mostrar el verdadero rostro de esa “nueva” ideología exterminadora de los débiles.

 

 
          
 
                    


Fotos: víctimas del exterminio nazi

Cuando el Estado se atribuye el derecho a decidir sobre la vida de sus ciudadanos, en lugar de defenderlos en cualquier situación y momento, se camina hacia el Totalitarismo en el que el individuo está a merced de las leyes del gobernante de turno

 

Demasiados daños colaterales

 

Como en tiempos pasados, ahora, de nuevo, surgen una ideología abortista que pretenden hacernos creer que con el aborto no se producen “daños colaterales” ni sufrimiento en la mujer ni en su pareja, ni traumas, ni dolor, ni tristeza, ni la pérdida de una vida que si se la respeta –dándole tiempo y alimentos- llegará a buen puerto… Pretenden hacernos creer también que esto lo hacen de forma desinteresada y altruista, que no hay negocios lucrativos detrás, en definitiva que no pasa nada… que aquél que apoya esa postura es progresista y trabaja por la liberación de la mujer. Como decíamos al principio, cada vez tienen más difícil ocultar el engaño y la triste realidad que supone el aborto. Sus “argumentos” pierden peso ante la ecografía tridimensional del no-nacido, ante los latidos de su corazón, las pruebas de su actividad cerebral, las muestras que da de sufrimiento o satisfacción  y que la misma madre percibe. Incluso, los avances médicos permiten ya realizar con éxito complicadas operaciones quirúrgicas al no nacido aún dentro del vientre materno.

 




                                                                     

                            

 

 El racismo no está tan lejos en el tiempo

 

El doctor James Sherley, científico experto en Programas de Biología Regenerativa y cáncer en el Instituto de Investigación Biomédica de Boston, afirma que lo que realmente parece el aborto en América es un holocausto de cerca de un millón de muertes anónimas cada año, que afectan principalmente a los hijos de jóvenes vulnerables, solteras, mujeres que de forma desproporcionada son de raza negra. Y en el centro de todo este “servicio” está una industria que mueve mil millones de dólares. Esto no es otra cosa sino explotación.

 

Y, a falta de argumentos –cada vez son más mujeres que han abortado las que denuncian el engaño que sufrieron y su frustración posterior- algunos partidarios de la ampliación del aborto comienzan a recurrir a la censura como medio para silenciar a los defensores de la vida, impidiendo el acceso a plenos municipales en los que se debate la apertura de clínicas abortistas como en el caso de Villalba, evitando el debate público y que se hable con claridad sobre este problema con datos y realidades, pretendiendo negar el derecho de miles de médicos a la objeción de conciencia a la hora de practicar abortos, e incluso, recientemente, retirando ayudas y subvenciones a asociaciones y ONGs que apoyan e informan a la mujer embarazada ante el abandono que sufren por parte de la Administración. Paradójicamente, algunas de estas asociaciones están integradas por mujeres que han sufrido en propia carne el drama del aborto.

 

Es más fácil sacar al niño del útero de su madre que sacarlo de su pensamiento

(Doctor John C. Willke)


 
Sin embargo, de nuevo la Historia terminará poniendo a cada uno en el lugar que le corresponde y, parece que ya comienza a hacerlo. Cada vez son más numerosos los ciudadanos que hartos de tanta injusticia, manipulación y mentiras contra el no nacido y la mujer embarazada comienzan a organizarse en plataformas y ONG´s para defender la vida y apoyar y ayudar a la mujer que pueda estar atravesando dificultades para que siga adelante con su embarazo.  Por propia naturaleza, en una situación normal, una madre no quiere deshacerse del hijo que lleva dentro, lo que sí necesita es ayuda para tenerlo y mantenerlo. Cada uno de nosotros, como otros en Roma o Alemania, tendrá que definirse y adoptar una actitud ante el aborto: colaborar, defender la vida en cualquier circunstancia o mirar para otro lado –que es otra forma de colaborar.

 

Que se cumpla la ley

 

En definitiva, lo que se está pidiendo es simplemente que se cumpla la ley y se respete la dignidad de todo ser humano, claramente expresada en la Constitución Española:

 

          Art. 15. Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte.

 

          Art. 39.2. Los poderes públicos aseguran, asimismo, la protección integral de los hijos, iguales estos ante la ley (…)

 

En este sentido, resulta chocante que el Presidente del Gobierno haya impulsado recientemente una moratoria contra la pena de muerte en el mundo y, en cambio, dentro de nuestras fronteras pretenda impulsar la extensión del aborto para sus conciudadanos.

 

También se expresa con rotunda claridad la Ley 42/1988, de 28 de diciembre, sobre donación y utilización de embriones y fetos humanos o de sus células, tejidos u órganos:

 

          5. 1. Toda actuación sobre el embrión o el feto vivo en el útero será de carácter diagnóstico, TERAPÉUTICO o de conformidad con las disposiciones normativas vigentes.

 

¿Cómo se compatibiliza la obligación del Estado de velar por el bien de todos sus ciudadanos con el exterminio sistemático –más de 110000 abortos al año- de los más débiles? Habría que ser algo más que ingenuos para creer que esa cifra de abortos está siquiera respetando al menos los tres supuestos legales del aborto. Del mismo modo, habría que ser más ingénuos aún para creer que el Estado no tiene conocimiento del incumplimiento permanente de la ley en esta materia. Y todo ello pagado con dinero público, con los impuestos de todos los ciudadanos, y realizado en centros privados, mientras se niegan ayudas a asociaciones de apoyo a la mujer embarazada. A pesar de todo, puede cambiar la situación.

Valencia ayudará a las embarazadas

 

No obstante, hay comunidades autónomas que comienzan a cambiar sus planteamientos. Es el caso de la Comunidad Valenciana que va a establecer un plan de ayuda a las mujeres embarazadas que pretende crear tres centros de Atención Social para asesorar a las embarazadas, una red de puntos de encuentro atendidos por equipos itinerantes, y una red de voluntariado de acogimiento familiar para apoyar a las madres gestantes. También se prevé que se reduzca a la mitad el plazo necesario para los trámites de adopción (AyO. 2/10/2008, p. 22). Éste sí es realmente un proyecto humanista y progresista hacia la mujer.

 Plataforma ciudadana Villalba por la mujer

 

En la primera manifestación a favor de la vida y la embarazada de Villalba, más de 500 ciudadanos se han dado cita en la plaza de los Belgas. Durante las dos horas de manifestación se han podido oír a cientos de ciudadanos de Villalba, muchos de ellos niños, canciones compuestas para la ocasión, testimonios de madres y mujeres que han abortado y lemas como "Villalba es amiga de los bebés", "Ninguna mujer quiere abortar" y "Queremos soluciones y no trituraciones". Más información en www.villalbaporlamujer.es


 

 
Para terminar podríamos hacernos la siguiente pregunta: Después de dos mil años ¿somos mejores que los romanos o que los nazis? ¿hemos aprendido algo de los errores de la Historia? o, como se suele decir, ¿parece que la historia se repite y seguimos tropezando en la misma piedra?

 

Para evitar volver a tropezar, lo menos que podemos hacer desde aquí es dar a conocer este terrible drama que algunos consideran “políticamente incorrecto” tratar. En palabras de Gádor Joya:

 

“La lucha contra el aborto es un asunto de la sociedad, somos los ciudadanos los que tenemos que sacarla adelante.

 
Si quieres saber más www.derechoavivir.org 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
  Contador de visitas 102969 visitantes (196546 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=