Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  Texto 2 PAU. Jovellanos
 

Texto 2 PAU

INFORME SOBRE LA LEY AGRARIA DE JOVELLANOS

  1. Lectura comprensiva del texto. Breve resumen del contenido.
  2. Analizar el texto: vocabulario, personajes que aparecen, contexto social y económico…
  3. Desarrollo de los acontecimientos

Cuestiones PAU:

1. Localiza y sitúa el texto su naturaleza y fecha. Comenta las ideas principales del mismo.

2. Características demográficas y sociales del siglo XVIII.

3. El reformismo económico de los Borbones.

4. Extremadura en el siglo XVIII. Aspectos económicos, demográficos y sociales.


 

Texto PAU


Cultivar la tierra dista mucho todavía de la perfección a que puede ser tan fácilmente conducida. ¿Qué nación hay que, para afrenta de su sabiduría y opulencia, y en medio de lo que han adelantado las artes de lujo y placer, no presente muchos testimonios del atraso de una profesión tan esencial y necesaria? ¿Qué nación hay que no tenga mucho que mejorar en los instrumentos, mucho que adelantar en los métodos, mucho que corregir en las labores y operaciones rústicas de su cultivo? En una palabra, ¿qué nación hay que en la primera de las artes no sea la más atrasada de todas? (…)

 

            (…) Basta Señor, basta ya de luz y convencimiento para que vuestra alteza no declare la entera disolución de esta hermandad tan prepotente, la abolición de sus exorbitantes privilegios, la derogación de sus injustas ordenanzas y la supresión de sus juzgados opresivos. Desaparezca para siempre de la vista de nuestros labradores este concejo de señores y monjes convertidos en pastores y granjeros y abrigados a la sombra de un magistrado público (…) y restitúyanse de una vez su subsistencia al ganado estante, su libertad al cultivo, sus derechos a la propiedad, y sus fueros a la razón y a la justicia.

 


Textos Complementarios

La Mesta

 

            <<El más funesto de todos los sistemas agrarios debe caer al golpe de luz y convicción que arroja este luminoso principio. Por ventura, ¿podrán sostenerse a su vista los monstruosos privilegios de la ganadería trashumante? La Sociedad, Señor, penetrada del espíritu de imparcialidad que debe reinar en una congregación de amigos del bien público, y libre de las encontradas pasiones con que se ha hablado hasta aquí de la Mesta, ni la defenderá como el mayor de los bienes, ni la combatirá como el mayor de los males públicos, sino que se reducirá a aplicar sencillamente a ella sus principios. Las leyes, los privilegios de este cuerpo, cuanto hay en el mercado con el sello del monopolio o derivado de una protección exclusiva, merecerá su justa censura; pero ninguna consideración podrá presentar a sus ojos esta granjería como indigna de aquella vigilancia y justa protección que las leyes deben dar con igualdad a todo cultivo y a toda granjería honesta y provechosa. >>

            <<Prohibir a un propietario que cierre sus tierras, prohibir a un colono que las defienda, es privarlos, no sólo del derecho de disfrutarlas, sino también del de precaverse contra la usurpación.>>

            <<Proteger con privilegios y exclusivas un ramo de industria, es dañar y desalentar positivamente a los demás, porque basta violentar la acción del interés general hacia un objeto para alejarle de los otros>>

 

            Nobleza

 

            << No por cierto; aquella nobleza era rica y propietaria, pero su fortuna no era heredada, sino adquirida y ganada, por decirlo así, a punta de lanza. Los premios y recompensas de su valor fueron por mucho tiempo vitalicios y dependientes del mérito; y cuando dispensados por juro de heredad fueron divisibles entre los hijos, siempre gravados con la defensa pública y siempre dependientes de ella. Si la cobardía y la pereza excluían de los primeros, disipaban también los segundos en una sola generación. Qué de ilustres nombres no presenta la historia eclipsados en menos de un siglo, para dar lugar a otros subidos de repente a la escena a brillar y encumbrarse en ella a fuerza de proezas y servicios. Tal era el efecto de unas mercedes debidas al mérito personal, y no a la casualidad del nacimiento; tal era el influjo de una opinión atribuida a las personas y no a las familias.>>

            <<Además de la gloria que sigue infaliblemente las acciones ilustres, y que constituye la mejor y más sólida nobleza, el Estado podrá concederla o personal o hereditaria a quien la mereciere, sin que por eso sea necesario conceder la facultad de vincular. Si los hijos del ciudadano así distinguido siguieren su ejemplo, convertirán en nobleza hereditaria la nobleza vitalicia; y si no la supieren conservar, ¿qué importará que la pierdan. Esta recompensa nunca será más apreciable que cuando su conservación sea dependiente del mérito.>>

 

            Mayorazgos y amortización

 

            <<Justo es, pues, Señor, que la nobleza, ya que no puede ganar en la guerra estados ni riquezas, se sostenga con las que han recibido de sus mayores; (...) Retenga enhorabuena sus mayorazgos; pero pues los mayorazgos son un mal indispensable para lograr este bien, trátense como un mal necesario y redúzcanse como al mínimo posible. Este es el justo medio que la Sociedad ha encontrado para huir de dos extremos igualmente peligrosos.>>

 

Agricultura

 

            << Los que han pretendido asegurar por medio de los baldíos la multiplicación de los ganados, se han engañado mucho. Reducidos a propiedad particular, cerrados, abonados, y oportunamente aprovechados, ¿no podrían producir una cantidad de pasto y mantener un número de ganados considerablemente mayor?>>

 

            <<Las tierras concejiles, divididas y repartidas en enfiteusis o censo reservativo, sin dejar de ser el mayorazgo de los pueblos, ni de acudir más abundantemente a todas las exigencias de su policía municipal, podrían ofrecer establecimiento a un gran número de familias, que ejercitando en ellas su interés particular, las harían dar considerables, con gran beneficio suyo y de la comunidad a que perteneciesen.>>

 

            <<(...) la industria se agita, circula y acude donde la llama el interés. Es, pues, preciso multiplicar este interés, multiplicando la propiedad individual, para dar un grande impulso a la agricultura.>>

            <<Sí, Señor: una inmensa población rústica derramada sobre los campos, no sólo promete al Estado un pueblo laborioso y rico, sino también sencillo y virtuoso.>>

 

            <<A vista de esta reflexión, ¿qué se podrá juzgar de tantas leyes y ordenanzas municipales como han oprimido la libertad de los propietarios y colonos en el uso y destino de sus tierras, de las que prohíben convertir el cultivo en pasto, o el pasto en cultivo, de las que ponen límite a las plantaciones o prohíben descepar las viñas y montes; en una palabra de las que pretenden detener o avivar por providencias particulares la tendencia de los agentes de la agricultura a alguno de sus diferentes ramos? Por ventura, los autores de tantos reglamentos ¿conocerán mejor la utilidad de los varios destinos de la tierra, que los que deben percibir su producto, o podrá el Estado sacar de la tierra la mayor riqueza posible, sino cuando deje a cada uno de sus individuos sacar de su propiedad la mayor utilidad posible?>>

            <<Débese partir desde el principio que presenta la agricultura como la primera fuente, así de la riqueza individual como de la renta pública, para inferir que sólo puede ser rico el erario cuando lo fueren los agentes del cultivo. No hay duda que la industria y el comercio abren muchos y muy copiosos manantiales a una y otra riqueza; pero estos manantiales se derivan de aquel origen, se alimentan de él y son dependientes de su curso.>>

 

            <<La agricultura en una nación puede ser considerada bajo dos grandes respectos; esto es, con relación a la prosperidad pública y a la felicidad individual. En el primero es innegable que los grandes Estados, y señaladamente los que, como España, gozan de un fértil y extendido territorio, deben mirarla como la primera fuente de su prosperidad, puesto que la población y la riqueza, primeros apoyos del poder nacional, penden más inmediatamente de ella que de cualquiera de las demás profesiones lucrativas, y aún más que de todas juntas. En el segundo, tampoco se podrá negar que la agricultura sea el medio más fácil, más seguro y extendido de aumentar el número de los individuos del Estado y la felicidad particular de cada uno, no sólo por la inmensa suma de trabajo que puede emplear en sus varios ramos y objetos, sino también por la inmensa suma de trabajo que puede proporcionar a las demás profesiones que se emplean en el beneficio de sus productos.>>

            <<¿Puede dudarse que en todos sentidos sea la agricultura la primera base de la industria, del comercio y la navegación? ¿Quién, sino ella, produce las materias a que da forma la industria, movimiento el comercio y consumo la navegación? ¿Quién, sino ella, presta los brazos que continuamente sirven y enriquecen a otras profesiones? ¿Y cómo se pudo concebir la ilusoria esperanza de levantar sobre el desaliento de la agricultura unas profesiones dependientes por tantos títulos de su prosperidad? ¿Era esto otra cosa que debilitar los cimientos para levantar el edificio?.>>

 
  Contador de visitas 105303 visitantes (200949 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=