Un poco de Historia... y un poco de todo
   
  Un poco de Historia ...y un poco de todo
  España traicionada
 

España traicionada. Stalin y la guerra civil

Ronald Radosh, Mary R. Habeck, Gregory Sevostianov (eds.)

Ed. Planeta. Barcelona, 2002.

 


Para mi familia,

que me enseñó a ver las dos vertientes de cada problema

(Dedicatoria de M. R. Habeck)

 

Durante la guerra civil, miles de jóvenes organizados por los partidos comunistas de diferentes países lucharon en España para defender la República. El apoyo de la Unión Soviética en este enfrentamiento se ha interpretado a menudo como una noble cruzada contra el fascismo.

Este libro propone una visión muy distinta. Basado en archivos de Moscú no disponibles hasta los años noventa, España traicionada nos ofrece por primera vez la documentación completa de las actividades de los soviéticos referentes a España. Estos documentos prueban que no sólo estafaron a la República española millones de dólares con los acuerdos de venta de armas sino que también pretendían convertirla en un satélite, destruyendo así las bases del auténtico antifascismo español. Los documentos también arrojan luz sobre otros muchos episodios, como el ascenso y la caída de las Brigadas Internacionales o los trabajos internos de la Internacional comunista y su influencia en España.

 

<<Es un libro único. No hay ninguna otra obra que recoja tal cantidad de documentos. Arroja luz sobre aspectos oscuros y tendrá importantes consecuencias en los trabajos de investigación de la guerra civil española>>

(Stanley G. Payne)

 

<<Los autores presentan una interesante colección de documentos secretos soviéticos que confirman la interpretación de que Stalin minó la República española para lograr sus propios fines.>>

 (Henry Kamen)

 

<<Mientras los soviéticos estrechaban su control sobre la dirección de la guerra, acudían a España voluntarios internacionales para luchar contra los nacionales. Muchos de esos voluntarios consideraban la guerra en España como una posibilidad de actuar directamente contra el fascismo, esto es, de conseguir en España lo que no se podía lograr en Alemania o Italia. El movimiento fue, al principio y en gran medida, una respuesta espontánea a la guerra en España y a las dificultades que arrostraba la República. Pronto fueron, sin embargo, funcionarios de la Comintern en comunicación con Moscú quienes organizaron a aquellos hombres en Brigadas Internacionales, los entrenaron y los condujeron, finalmente, a la batalla. (…)>> p. 145

 

<< (…) Resultó que al mismo tiempo que se nos hizo una advertencia sobre la inevitabilidad de un levantamiento anarquista se advirtió a los anarquistas que los comunistas también estaban preparando un levantamiento para el 14 o 15 de este mes. También ellos tomaron medidas precautorias, y en la noche del catorce al quince, al mismo tiempo que todos los comunistas se reunían en el edificio del partido a la espera de los acontecimientos, los anarquistas también se reunieron en el edificio de su organización. Afortunadamente, todo se redujo a una noche en vela. Pero la menor nimiedad podría haber provocado un choque sangriento. (…)>> p. 492-3

 

 
  Contador de visitas 105249 visitantes (200807 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=